martes, 13 de octubre de 2015

Reseña: Ojos azules en Kabul

Publicado por Marie Blue en 5:15 p. m.
Titulo: Ojos azules en Kabul
Editorial: Plataforma Neo
No de paginas: 370
Autor: Anabel Botella

Sinopsis
A Saira nunca le ha gustado su aspecto. Es rubia, tiene los ojos azules y todos la llaman kharami, o lo que es lo mismo, bastarda. Vive en Afganistán con su hermana, su madre y su abuelo, y cree tener ocho años. Cuando Ramin −un hombre cruel y fiel seguidor de los talibanes− entra en su vida, la desgracia se adueña del destino de su familia para siempre.

Pero todo no está perdido para Saira. La pequeña logra viajar a Valencia gracias a las tropas españolas y crece envuelta en el cariño de su familia de acogida, aunque las pesadillas de su pasado no dejan de visitarla. Cuando Pablo le ofrezca la posibilidad de abrirse al amor, ¿conseguirá sanar las heridas de su niñez y empezar a ser feliz?

Ojos azules en Kabul, una gran historia que me atrajo desde el primer momento en que leí su nombre. Estaba en un bloqueo literario horrible, ya había pasado una semana y ningún libro me “Llamaba” y yo para salir de los bloqueos no necesito algo sencillo, ni un romance. Necesitaba algo fuerte, como Ojos azules en Kabul.

Saira vive con su familia en una pequeña casa en Kabul. Están su madre, su hermana y su abuelo Hamid. Todos luchan por sobrevivir en la pobreza que los rodea. Hamid es el pilar de esta pequeña familia y la luz de los ojos de Saira. Su vida es dura, pero tranquila hasta que un dia llega Ramin, un hombre con alma de demonio que les hará la vida imposible y se llevara todo lo que más quieren. Llega una nueva vida de abusos, terror y cero dignidades.

"No debéis temer a los djinn, ni a las margaritas, ni a los libros, ni a los fantasmas. A quien
debéis temer es a los hombres."

Esta es una de las novelas más duras que he leído, pasan demasiadas cosas despreciables y podemos decir “Es un libro” pero luego nos damos cuenta que lo narrado en este simple libro es una realidad. Es la realidad de las mujeres en Afganistán. Una realidad impuesta y verdadera. Estos temas siempre me han ido muy bien, me atraen como mosca, por esto cuando encontré el libro dije tengo que leerlo ya. No había vuelta atrás.

La historia se divide en 2 partes, la primera narra la infancia de Saira en Kabul, Afganistán. La segunda su adolescencia en Valencia, España.  Ambas partes son muy diferentes, la primera nos muestra  la realidad de la vida afgana, la vida que tiene Saira y las pocas cosas positivas que vivió en su niñez, esta parte es tan hermosa como dura, llena de dolor  y agonía. La segunda, nos narra su nuevo comienzo, el cambio y la aceptación de lo que fue; Su realidad. Esta segunda parte dista un poco de la anterior y es completamente diferente, Saira ya es adolescente y sus vivencias son distintas. Igual de dura, pero con un toque más romántico y mucho más alegre.
Una de las cosas difíciles acerca de escribir o leer sobre un entorno donde presumo no has vivido o conocido es hacer que sea fácil imaginar y sentir que estas allí, este es uno de los puntos más positivos del libro, se siente real el ambiente, tanto de la que yo llamo primera parte con la segunda. Yo realmente me imagine el mercado en Kabul, las casas, el pozo y muchas otras cosas. Yo podía sentir que era una espectadora. Cuando pasamos a Valencia se nota el cambiazo, la cultura, la ciudad como tal. Es muy diferente y sobre todo real. Creo yo que es difícil conseguir tan buena ambientación y descripción de un lugar en una novela. Además de la buena descripción de lugares, tiene una hermosa forma de contar las cosas, la narración sin lugar a duda es increíble, tiene una pluma ágil y fresca. 

"No es más rico el que más dinero tiene, sino el que más conocimientos atesora."

Las situaciones por las que tiene que pasar Saira y su familia son complejas, ninguna de ella tiene la culpa de lo que le ocurre. Ellas se ven inmiscuidas en una guerra que no pidieron.  Esto principalmente es lo que me gusta del libro, nos muestra  la cruda realidad de sus vidas.

 Es difícil leer sobre estos temas, nosotras las mujeres “Occidentales” tenemos más “libertades” y por esto aun sabiendo que las mujeres son oprimidas en otros lugares no imaginamos a cabalidad cuan mal la pasan. Tenemos vidas distintas. Por esto y por muchas cosas más es que este libro me impacto tanto. Cosas como que Saira tenía que reír bajo para que los vecinos no la escucharan y no fueran castigadas, que no tenían para comer, la pederastia, la guerra y el constante maltrato a las mujeres te sobrecoge de una manera increíble y aun más si lo lees con una narración que te hace sentir más.

Hay montones de personajes,  algunos más importantes que otros, nuestra principal es Saira es una niña de 9 años a la que la vida la ha tratado muy mal. Su familia nunca había sido totalmente feliz, al menos no desde su nacimiento. Su hogar se derrumbaba al paso en que su entorno y su vida lo hacían. Saira no fue una niña deseada, producto de una violación a su madre. Desde el momento de su nacimiento su vida fue marcada, prácticamente ella no tenía un futuro, al menos no en Afganistán. Ella era una bastarda, hija de algún estadounidense y por lo tanto humillada y no querida en su pueblo.

"Sabía que había muchas clases de lágrimas, de pena, de rabia, de tristeza, de desahogo y de alegría."

 Lo que me encanta de Saira es su fuerza, aunque era una niña pequeña ella entendía su realidad o trataba de hacerlo. Su vida era un infierno, pero ella era una niña muy valiente. Saira aprendió a madurar rápido, en su entorno era imposible no estar obligado a hacerlo, sin embargo ella nunca perdió su inocencia de niña. 

Por otro lado destaco a la hermana de Saira, Mariam. Esta chica lo dio todo por Saira, amaba tanto a su hermana que sacrifico su integridad por ella. Una niña obligada a vivir como un adulto. Tuvo una fuerza innegable. 

El libro tuvo sus altos y bajos que me da para muchas opiniones, y si bien es una gran historia, no me termino de convencer  el salto brusco desde la infancia de Saira hacia su adolescencia, parece que leyéramos dos libros distintos, me hubiera gustado conocer más de lo que hubo en el intermedio (Ustedes me entienden). Yo quede como ¿Qué? Y no me gusto tanto, se sintió muy rápido.  Esta es la razón por la que no le di la máxima nota al libro, cambia demasiado. Se vuelve a mí parecer el mismo tipo de libro juvenil de siempre. 

La autora nos muestra que aunque la vida de Saira cambio, aun tiene esos demonios que la aterrorizan por la noche, que le cuesta abrirse a las personas y creer que todo puede estar bien. Es real, pero al mismo tiempo se vuelve cansón y normal. Pasamos a problemas de chicos, romance, mezclado con miedos e inseguridades. La verdad es que después de pasar de una historia tan interesante y llegar a esto es una cosa que a mí no me agrado completamente. Pero para explicarles mejor tendría que spoilearlos y sinceramente no quiero. No está mal la “segunda” parte, solo se siente distinto y para mí fue difícil acostumbrarme.

En conclusión, “Ojos azules en Kabul” es una historia llena de sentimientos  que nos cuenta una dura realidad, una historia para vivir con el corazón, que nos deja con una vació de tristeza, pero que al final nos da esperanza. Nos enseña a ser valientes y decididas y sobre todo a valorar las cosas pequeñas. Una simple carcajada vale más que cualquier otra cosa. Esta es una historia que todos debemos leer.

"De modo que se permitiría soñar un poco más antes de que la realidad la abofeteara de
nuevo. Sabía lo que el destino le deparaba... pero soñar era gratis"


Sin duda fue una gran lectura, los invito a leerla.
¿Que les pareció?

Saludos y besos.

10 comentarios:

Isabel Tomma on 10/13/2015 5:54 p. m. dijo...

Hola!
Dios! que lectura tan fuerte, para leerla hay que armarnos de fortaleza o tener una caja de pañuelos al lado *y yo que soy bien llorona*
Pero me llama mucho la atención, me gusta leer relatos así para conocer un poco sobre la cruda realidad a la que se enfrentan personas a diarias.
Y hablando de temáticas fuertes te recomiendo Mil Soles Esplendidos de khaled hosseini.
Gracias por la reseña.
Besos

Victoria Fernandez on 10/13/2015 6:34 p. m. dijo...

Se ve muy interesante. Gracias por enseñarmelo. Saludos!! The Black Sheep

a_Mandy World on 10/13/2015 6:46 p. m. dijo...

Hola, esta novela no pinta nada mal, gracias por la reseña ^^

Besitos!!

Ricardo Carrión on 10/13/2015 9:19 p. m. dijo...

No creo estar preparado para leer un libro así, conocer la cruda realidad a veces es muy chocante. Aún no estoy listo. Gracias por la reseña!

Cristina López moreno on 10/14/2015 6:51 a. m. dijo...

Pues en cuanto ha bloqueo literario tambien e pasa, yo creo que de vez en cuando nos pasa a todos, y respecto a este libro ya lo había visto y siepre e ha llamado , espero leerlo prontito, besitos y nos leemos;)

Palabras Achocolatadas on 10/14/2015 8:16 a. m. dijo...

Lo quiero leer mucho.

Elilith on 10/14/2015 3:22 p. m. dijo...

Hola :)
No conocía tu blog, te sigo :)Tengo el libro en la estantería y además firmado y aún no me he animado, tengo que estar preparada si no... :s

Besitos desde andrómeda ❤.

Sofia Acero on 10/14/2015 5:57 p. m. dijo...

¡Hola! No había escuchado hablar de la historia, realmente evidencio, por la sinopsis y tu preciosa reseña, que es una lectura fuerte y sustanciosa, no la descarto para un futuro, leer una situación de estas con una buena narración, sin duda llama mi atención. Gracias por la reseña.

¡Nos leemos! :3
http://viajandoentreletras1.blogspot.com.co/

anabel jimenez on 10/15/2015 11:39 a. m. dijo...

Hola,
La verdad es que llevaba un tiempo viendo el libro, y no me llamaba especialmente la atención ( menos porque la autora tiene el mismo nombre que yo XD), pero después de haber leído tu reseña sin duda lo apunto. Saludos ^^

Atrapada on 10/17/2015 2:03 p. m. dijo...

Este libro es uno de esos que desde que lo vi por primera vez pensé que no me importaría leerlo, sigo con la misma opinión porque creo que me gustaría, el problema es hacerse con él, con la lista de deseos tan larga que tengo jeje

Besos =)

Publicar un comentario

Comenta! No seas tímido O_O

 

Forever My Books Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos