domingo, 13 de septiembre de 2015

Reseña: The Museum of Intangible Things

Publicado por Marie Blue en 8:46 p. m.
Titulo: The museum of intangible things
Autor: Wendy Wunder
Editorial: Razorbill (Ebook)
No de paginas: 304

Sinopsis
Lealtad. Envidia. Obligación. Sueños. Decepción. Miedo. Negligencia. Atreverse. Euforia. Lujuria. Naturaleza. Libertad. Angustia. Despreocupación. Audacia. Gula. Creencia. Dios. Karma. Saber lo que quieres (probablemente haya una palabra francesa para ello). Decir Sí. Destino. Verdad. Devoción. Perdón. Vida. Felicidad (para siempre).

Hannah y Zoe no han tenido mucho en sus vidas, pero siempre se han tenido entre sí. Así que cuando Zoe le dice a Hannah que tiene que salir de su miseria en la ciudad de New Jersey, ellas se montan en el viejo y destartalado Le Mans de Hannah, y conducen hacia el oeste, poniendo todo— sus irresponsables padres, sus decepcionantes vidas amorosas, su inevitable inscripción a la comunidad universitaria —detrás de ellas.
Mientras persiguen tormentas y hacen nuevos amigos, Zoe le dice a Hannah que quiere más para ella. Quiere que ella viva a lo grande, sueñe más, apunte más alto. Y así comienza la enseñanza de Hannah a Zoe sobre todas las cosas intangibles de la vida, conceptos tristemente ausentes de su existencia— cosas como la audacia, la despreocupación, karma, e incluso la felicidad.

El museo de las cosas intangibles, Oh chica! No sé que decir sobre el libro. Este es de esos que te gustan, pero no, pero si…Pero ñe. Estoy locamente enredada y eso que comienzo esta reseña como unos tres días después de terminarlo. No sé qué pensar. 

Este libro fue una novedad para mi, nunca había leído (Que yo me acuerde) libros que estén tan centrados en hablar sobre trastornos psicológicos, principalmente “El trastorno Bipolar”, esto fue un total descoloque, porque quien pensaría que el libro con semejante portada tan hermosa y ese nombre, tuviera algo que ver con un tema tan “Oscuro”, Pero alto ahí marineros, este libro tampoco es una novela sobre una enfermedad mental, es más que eso. Es la búsqueda de nuestra existencia, de la aventura que es ser jóvenes y de cuales son y hasta donde llegan los límites de la amistad.

El libro no me convenció del todo, lo admito. Creo que le falta algo mas, hay cosas que no me cuadraban en la historia, es por esto que se me hacía difícil escribir la reseña. Es un más o menos para la historia. Es un pudo ser más.

Zoe y Hannah son las mejores amigas, ellas han crecido juntas y  viven en  una zona rural fuera de la ciudad de Nueva Jersey, y pasan su tiempo colándose en una escuela privada para poder escuchar las clases, pues es su escuela pública no tiene muchos fondos y dan pocas horas de escuela. Hartas de  su ciudad natal, de los problemas del padre alcohólico de Hannah y la vida sin esperanza de Zoe, deciden ir de viaje a través de Usa  o más bien Hannah sigue en el viaje a Zoe. Mientras Zoe trata de enseñar a Hannah cómo vivir mejor y más audaz,  Hannah intenta mantener a Zoe (que sufre de una enfermedad mental)  lejos de los demonios de la bipolaridad. Lo que Hannah no sabe es que este viaje no solo será una huida de todo lo que no está bien en su vida, sino que será una despedida para Zoe.
"Tienes que creer que eres especial antes de poder hacer algo especial. "

Zoe antes del viaje recae, tiene alucinaciones, depresión y otras cosas, Hannah trata de ayudarla, pero Zoe está prácticamente en un punto de no retorno. Hannah tiene un sistema para ayudar a salir a Zoe de pozo emocional donde se encuentra, sin embargo esto ya no le funciona más. Es ahí cuando Zoe huye de su madre que la quiere meter en un hospital y bueno Zoe convence a Hannah de acompañarla, porque bueno Hannah nunca la dejaría ir sola. Zoe le dice a Hannah que es momento de enseñarle sobre las cosas intangibles.

Este es el viaje en carretera más triste del que he leído. Si bien ellas experimentan grandes sentimientos y momentos alegres, prima más bien un aire melancólico. El viaje en si es bastante “largo” pues es por todo el país (Usa). Nunca fue un viaje por diversión, fue más un viaje para Zoe y como les digo la pobre Hannah va con ella. Me gusta que Hannah tuviera esa lealtad con Zoe, pero le critico muchas cosas, pues hay un límite. Zoe hace y deshace, y aun así Hannah anda tras ella como un perrito.

Las personalidades de estas chicas no pueden ser más diferentes, mientras Hannah es más comedida, tímida y calmada, Zoe es salvaje, alocada y además ha sido diagnosticada con bipolaridad depresiva. Ambas amigas se ayudan mucho, Hannah mantiene a Zoe segura y en sus cabales, mientras Zoe le da a Hannah un poco de chispa.

"Los hombres siempre verán a las mujeres, ya sea como vírgenes o putas. Siempre es mejor ser la virgen. No consigues tanta acción inmediata, pero te dan más juego en el largo plazo. "

Me ha encantado el trasfondo de este libro, de hecho aprendes montones de cosas, o eso hice yo. Una parte importante en la historia es que Zoe tiene un hermano pequeño llamado Noah, el que si no me equivoco tiene Asperger y no sabe distinguir las emociones, por esto su hermana Zoe crea el museo de las cosas intangibles, donde cada semana le enseña una emoción, ella hace todo muy didáctico para que su hermano pueda entenderla, porque si bien Noah es un genio, no puede comprender lo que no puede ver, entre eso sus sentimientos.  De ahí viene el nombre del libro. Zoe le crea su propio museo de las cosas intangibles  a Hannah donde en el viaje le da lecciones sobre la despreocupación, la audacia, la traición, el destino, la suerte, y el atreverse a hacer algo, todo con el fin de que Hannah salga de su caparazón y pueda vivir sin ella.

El viaje fue épico y a decir verdad poco creíble, duermen en ikea, duermen junto a  pingüinos, policía buscándolas, pistolas teaser y muchas cosas alocadas que le dan al libro un aire fresco, pero que no dejan de ser increíbles.

El libro es una mezcla de sentimientos, de tristeza, de enseñanzas, pero que a veces puede volverse completamente aburrida y tuve problemas con eso. La forma de escribir de la autora no me agrado para nada, tuve que parar cientos de veces a tomar un respiro, hasta me vi una película en el trascurso del libro, porque no podía. No me agrado la narrativa de la autora, es por esto que no me termina de convencer el libro.

"La gente está tan sobre estimulada estos días que es insensible"

Muchas cosas me resultaron tan extrañas, que no puedo parar de pensar ¿Qué acabo de leer? Mis sentimientos hacia este libro son raros y no los entiendo, creo que necesito un museo de las cosas intangibles para mi, creo que al final todos los lectores lo necesitamos.
Hay un romance en el libro, se trata de Hannah y Danny, es un amor bastante bonito, lleno de baches, bastante bien construido con algunos peros, él es quien a lo último ayuda a Hannah en lo que respecta a Zoe, pues el final es bastante triste.

Un libro que me gusta, pero no lo hace. Me dejo pensando durante días y tratando de aclarar mi cabeza, el final es súper extraño y te deja con dudas en lo que atañe a Zoe, el futuro de Hannah no es un final feliz totalmente, pero me gusto.

El museo de las cosas intangibles, es un libro que te deja volando, un libro que se lee moderadamente rápido, con un todo fresco, pero serio. Una gran lectura si lo vemos desde otra perspectiva, pero que al final te deja un sabor amargo. Recomendado para aquellos que como yo queremos conocer lo intangible de la vida. Esta es una historia de compasión desgarradora sobre el verdadero valor y los límites de una gran amistad. 
Pd: Disculpen si mis sentimientos hacia este libro son tan confusos, ni yo me entiendo, pero aquí vamos. Les recomiendo el libro, pero cuidado porque puede que no les guste o que lo amen totalmente o queden como yo en un bloqueo literario. Suerte.

"Las personas no se dan cuenta de que son los más aburridos de todos los clichés."

¿Que les pareció? ¿Lo leerían?
Saluditos y miles de beshos.

3 comentarios:

Migue GC on 9/13/2015 4:36 p. m. dijo...

Gracias por la reseña, ahora quiero leerlo!! Que estes muy bienn, besoo!

Palabras Achocolatadas on 9/14/2015 9:20 a. m. dijo...

Pues me ha enamorado por completo tu reseña y el libro. Cuando supe que esa enfermedad existía me di cuenta de que quería estudiar psicología o en su defecto algo con lo que pudiera ayudar ya sea a enfermos mentales como físicos o a dogra-adictos (vamos, que tengo debilitad por los marginados sociales).

Y me encantan este tipo de reseñas tan sinceras. A mi también me ha pasado muchas veces que no sé exactamente que me hace sentir un libro y qué pienso de él, lo dejo reposar unos días y aún así no me aclaro jajajajaa entonces me hago una lista de lo que me gustó y no y la verdad ayuda bastante.

Grandísima reseña, Un beso chocolatoso y un abrazo de comprensión.

Lorena Ayén on 9/14/2015 11:40 a. m. dijo...

Tenía muchas ganas de leer el libro antes de la reseña, pero después de la reseña tengo muchas más ganas de leerlo!!!
Un besito!

Publicar un comentario

Comenta! No seas tímido O_O

 

Forever My Books Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos